Seleccionar una dieta mediterránea en el embarazo contribuye provecho futuros al niño recién nacido. Continuar una dieta mediterránea, rica en aceite de oliva virgen plus y suplementada con pistachos, a lo largo del embarazo, se asocia a un menor ingreso hospitalario de los jovenes a lo largo de sus dos primeros años de vida, según se desprende de un estudio realizado por estudiosos del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, que viene a corroborar investigaciones precesoras que ya resaltan los resultados positivos de continuar hábitos alimenticios apropiados a lo largo de la gestación. El estudio, que fué anunciado en la revista médica ‘Journal of Clinical Medicine’, fué liderada por el doctor Alfonso Calle Pascual, quien con su conjunto visualizó una reducción en los capital hospitalarios de los jovenes que necesitan régimen con antibióticos y corticosteroides, y los capital relacionados con asma o bronquiolitis. Esto se vió principalmente “en hijos de mujeres que poseían un peso ideal (IMC) pregestacional <25 kg/m2 (sin sobrepeso) y tolerancia glucosa habitual (NGT)”, enseña el investigador, quien recalca que este es el primer estudio controlado aleatorizado que examina la predominación de una participación sobre nutrición fundamentada en una dieta Mediterránea en el embarazo sobre la salud de la descendencia”. Por un lado, los estudiosos evaluaron la incidencia de bronquiolitis, asma, dermatitis atópica y alergias alimentarias, de esta forma como el número y la duración de los capital hospitalarios por todas las causas en jovenes a los dos años. Y, por otro, analizarón las tasas de capital hospitalarios gracias a episodios graves de bronquiolitis/asma y otras patologías que necesitan régimen farmacológico con antibióticos, corticosteroides o los dos. Para eso, los estudiosos estudiaron a 703 jovenes descendientes de mujeres que a lo largo de sus embazados formaron parte de el Estudio San Carlos de Prevención de la Diabetes Gestacional y que fueron al rastreo posparto entre 2017 y 2018. Al grupo de participación se le recomendó una dieta suplementada en aceite de oliva virgen plus y pistachos, en tanto que al grupo control se le aseguró achicar el consumo de toda clase de grasas. El estudio exhibe diferencias importantes entre el grupo de participación y el grupo control en relación con la reducción de eventos graves que necesitan hospitalización en jovenes cuyas mamás poseían un peso ideal (IMC) pregestacional sin sobrepeso y tolerancia habitual a la glucosa. A lo largo de el estudio además se visualizó que la duración de la estancia en el hospital fue de manera significativa más corta en el grupo de participación que en el grupo control, en el primer caso se visualizó hasta 9 días más alto, en tanto que en el segundo la media se encontraba entre 11 días mínimo y más alto los 25 días de estancia. Además, los resultados de la exploración detallan una reducción en las tasas de capital hospitalarios por todas las causas en el número de jovenes que lo requirieron en el grupo de participación frente a el grupo control por medio de una dieta mediterránea en el embarazo . En total, apunta el estudio, “hubo un 13,6 por ciento de jovenes hospitalizados del grupo de participación y un 14,9 por ciento del grupo control”.

¿POR QUÉ SE PRODUCEN ESTOS BENEFICIOS? En el embarazo se generan cambios en el sistema inmunitario de la madre que afectan la funcionalidad intestinal habitual y la estructura de la microbiota. “Estos cambios, que además podrían verse damnificados por la dieta de la madre, podrían hacer mejor la salud a la larga de la madre y su descendencia si transporta una dieta mediterránea en el embarazo.  El aceite de oliva virgen plus, abundante en elementos fenólicos, se asocia con un mejor perfil antiinflamatorio, inmunomodulador y de microbiota”, enseña el doctor Calle Pascual. Este viene a comprobar otro previo sobre el efecto de la nutrición en la salud de los gestantes y sus hijos. El Estudio San Carlos de Prevención de la Diabetes Gestacional ya dió a conocer que una dieta saludable rica en aceite de oliva virgen plus disminuye el peligro de desarrollar diabetes gestacional en un 30 por ciento y optimización la salud de los bebés. Un estudio que, como señala el doctor Calle Pascual, todavía tiene bastante paseo por enfrente. “Esperamos, más adelante próximo, llevar a cabo el rastreo hasta los cinco años. Esperamos hallar una menor proporción de grasa central en los jovenes, menor nivel de adiposidad y menor nivel, sin ningún género de duda, de algunos tipos de patologías autoinmunes e inflamatorias”, concluye.

 
Autor: Dietas en Salud
Categorías: Dietas saludables

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *