Existen una serie de alimentos y suplementos que favorecen el bienestar del organismo.

Con la llegada del frío la salud puede comenzar a resentirse, debido a las inclemencias meteorológicas a las que el organismo debe enfrentarse. En invierno las personas deben prestar más atención al cuerpo y aportar todos aquellos nutrientes y vitaminas que necesita. Para afrontar los cambios de temperatura que padecerá en estas fechas.

Para poder mantener sano el organismo es necesario tener una buena alimentación. Existen una serie de alimentos que deben tomarse con regularidad para preparar al cuerpo para los fríos meses que se avecinan. De esta forma el organismo podrá hacer frente a los virus, resfriados o congestiones que se le produzcan.

alimentos para combatir el frio

Alimentos para el invierno

A continuación se analizarán los alimentos que más se deberían consumir en invierno:

  • Tomates

El tomate es una excelente fuente de fibra. Y posee un alto índice de vitaminas, entre ellas las de grupo C y E. Contribuye a la oxidación celular y agiliza la depuración de los elementos tóxicos.

  • Frutos secos

Las nueces, las almendras o los anacardos, son frutos secos que poseen un alto índice de calcio y grasas buenas. Son muy recomendables para personas mayores, quienes en su mayoría enfrentan un proceso natural de descalcificación. Deben comerse frescos y, a ser posible, crudos o parcialmente tostados, para que conserven todas sus propiedades.

  • Infusiones

El té verde, la menta poleo, el té con limón y jengibre son de las infusiones que mejor combaten los síntomas del resfriado, ayudan al sistema inmunológico y al sistema respiratorio. Al ser expectorantes y estar cargadas de vitaminas, favorecen al fortalecimiento del organismo.

  • Frutas de temporada (naranjas)

Las frutas deben comerse en su mayoría de temporada, pues son las que tienen los nutrientes necesarios para tratar las dolencias estacionales. Las naranjas, limones o los persimones son frutas que se dan en los meses más fríos del año. Por eso es aconsejable tomar un par de piezas al día, que favorezcan a la solidez del organismo.

  • Caldos y cremas

Las comidas calientes ayudan a reconfortar el cuerpo después de un largo día de frío. Los caldos de pollo aportan proteínas y vitaminas y las cremas de verduras con todos los vegetales que tienen son una gran fuente de vitaminas y fibra.

  • Legumbres

Las legumbres cocidas aportan una gran cantidad de proteínas, lo que ayuda a mantener los músculos fuertes y sanos. Además suelen tomarse en caliente, para que el cuerpo no se resfríe durante las noches de invierno.

  • Suplementos

Existe una gran variedad de productos dietéticos, tales como vitaminas, suplementos y reconstituyentes, que tomados de manera regular mantienen al organismo en un estado óptimo de salud.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *