¿Por qué razón opciones saludables puedo sustituir el azúcar?
Añadimos azúcar a nuestros postres para dar sabor, color y textura y conseguir así una mayor aceptación del producto. No obstante, también debemos mirar la otra cara de la moneda. El azúcar, según la OMS, aumenta la densidad calorífica total de la dieta y pone en riesgo su calidad nutricional por el hecho de que nos aporta mucha energía, mas pocos nutrientes. Esto se traduce en un incremento de peso de la población que termina derivando en elevadas tasas de sobrepeso y obesidad. Además de esto contribuye al aumento de enfermedades no transmisibles como la caries bucal, la enfermedad no transmisible más prevalente a nivel mundial.

A continuación os dejo ciertos consejos que podéis poner en práctica si queréis recetas fáciles y saludables para niños :

1.Reducir la cantidad de azúcar de las recetas: de esta manera iremos educando a nuestro paladar a no necesitar sabores tan dulces. Además, asimismo podremos hacer dulces más saludables, con menos azúcar añadido, ¡Pero igual de ricos!.

2.Usar fruta para endulzar: la fruta entera, tanto fresca como desecada, nos aporta dulzor gracias a los azúcares saludables propios de la fruta. Esta clase de azúcares saludables son diferentes a los azúcares libres, que son los que se añaden de forma externa. Esto nos permitirá reducir la cantidad de azúcar de la receta, mas sin renunciar al sabor dulce que queremos.
Una receta fácil y saludable para niños es la pasta de dátil: esta crema de dátil saludable nos permitirá dulcificar nuestros postres sin precisar agregar azúcar a nuestra receta. Así, vamos a ir formando a nuestro paladar a querer el dulzor de los comestibles sin necesidad de añadir grandes cantidades de azúcar. Además de esto, asimismo nos aportará fibra, minerales y vitaminas. Es esencial tener en consideración que, aunque se trate de un azúcar más saludable, su densidad energética es elevada. Por este motivo, su consumo debe ser moderado, dentro de una nutrición variada y saludable.

Ingredientes: 200g dátiles y 300ml de agua.
Preparación: Saca el hueso del dátil. Corta del dátil en dos-3 trozos. Colócalo en un recipiente y cubre el dátil con agua caliente. Deja hidratar unos 2. minutos. Entonces, con la ayuda de un colador, cola el agua y bate los dátiles hasta conseguir una pasta. Añade el agua que necesites en dependencia de lo compacta que desees tu pasta de dátil. Guarda en un frasco de cristal hermético y emplea la pasta de dátil en la nevera de tres-4 días.

3.Añadir especias que aumentan el dulzor: existen infinidad de condimentas que nos ayudarán a dar dulzor a nuestros postres, y nos permitirán rebajar la cantidad de azúcar. Como, por poner un ejemplo, la canela en rama o bien en polvo, la vainilla en rama o bien la esencia, nuez moscada, anís, cúrcuma, jengibre, pimienta blanca, cardamomo, azafrán…

4. Aprovechar el dulzor de verduras y hortalizas : las verduras asimismo poseen azúcares saludables que están presentes de forma natural. Por lo que también son un buen aliado en el momento de aportar sabor, textura y humedad a nuestros postres. Podemos incorporar boniato, zanahoria, calabaza, calabacín, patata… ¡Imaginación al poder!

¿Qué aceite debo emplear?
Para efectuar recetas fáciles y saludables para niños de repostería es recomendable el empleo de un aceite más suave y neutro. De forma general, emplearíamos aceite de oliva virgen extra o bien aceite de girasol alto en oleico. Otros aceites como el de coco virgen o de semillas, aunque no sean tan comunes en nuestras recetas más tradicionales, también se podrían utilizar y aportarían un sabor diferente e interesante.

Ahora, os daré una serie de recetas fáciles y  saludables para niños en las que podréis introducir estos ingredientes. Son idóneas para efectuar estos días en casa con la ayuda de los más peques de la familia. ¡Qué aproveche!

Crepes saludables con crema de fresa
Ingredientes para las crepes saludables (4 personas): 2 plátanos maduros, 160g copos de avena, 3 huevo medianos, 200 ml de leche o bebida vegetal sin azúcar, 1 cuchara de pasta de dátil, ½ cuchara de café de sal, doscientos queso ricotta, doscientos g fresas.

Preparación de las crepes saludables: En un recipiente, mezcla los plátanos, los copos de avena, los huevos, la leche, la sal y el azúcar. Tritúralo bien hasta que quede una mezcla homogénea. En una sartén, añade unas gotas de aceite y repártelas con un pincel. Ahora, prepara los crepes. Usa como medida un cucharón y cuando esté caliente la sartén, añade la masa. Cuando comience a hacer burbujas, dale la vuelta. De este modo consecutivamente con todos los crepes.

Para hacer la crema de fresas casera; en un bol pon las ricotta. Lava y corta las fresas. Agrégalas al bol y bate bien con la ayuda de una túrmix. Reserva en frío hasta que vayáis a comerlo. Puedes dejar volar la imaginación a la hora de rellenar las crepes

Otra receta fácil y saludable para niños son las magdalenas caseras de boniato y chispas de chocolate
Ingredientes (uno magdalenas caseras): 500g de boniato, cien g de dátiles, youghourt natural sin azúcar, 120 ml de leche, 2. g de aceite de oliva, 2 huevos, 1 sobre de diastasa para repostería, 1 cuchara de café de sal, cien g de chispas de chocolate con mínimo 72 por cien de cacao, doscientos cincuenta g de harina de escanda integral.

Preparación de las magdalenas caseras: Precalienta el horno a doscientosºC . Deshuesa los dátiles y en un vaso cúbrelos con agua calienta y deja que se hidraten durante uno minutos. Mientras que, asa el boniato y reserva. Tritura los dátiles sin el agua. En un bol, añade todos y cada uno de los ingredientes líquidos (boniato, iogur natural, pasta de dátiles, leche, aceite de oliva y huevos) y con la ayuda de una batidora de mano tritura bien, hasta el momento en que quede una masa homogénea. En otro bol, agrega todos los ingredientes secos (sobre de diastasa, sal, chispas de chocolate y harina de espelta) y remueve con la ayuda de una espátula. Luego, mezcla las dos masas. Pinta los moldes de magdalenas con un tanto de aceite de oliva y llénalos con la masa. Hornea a lo largo de tres minutos a ciento ochenta °C.

Bizcocho de manzana fácil y saludable para niños 
Ingredientes para el bizcocho de manzana casero (4-cinco personas): 3 huevos grandes, 1 youghourt natural cremoso sin azúcar, 1 medida de aceite de oliva, 1 medida de pasta de dátil, 3 medidas de harina integral, 1 cuchara de café de sal, 1 sobre de levadura química en polvo, 1 cuchara de postre de esencia de vainilla y 1 manzana.

Preparación del bizcocho de manzana saludable: En un bol pon todos los ingredientes líquidos (huevos, youghourt, aceite, vainilla y pasta de dátil). Bátelos con la ayuda de una batidora de mano. Agrega los ingredientes secos, primero de todo agrega la harina, ayúdate de un colador para tamizar la harina. Eso hará que no se formen grumos. Ahora, agrega la sal y la diastasa química. Mézclalo bien hasta que quede una masa homogénea. Pinta el recipiente que utilizaras para hacer el bizcocho con un poco de aceite de oliva. Coge una cuchase sopera de pasta de dátil y tírala en el fondo del recipiente, como caramelo. Pela y corta la manzana a láminas de 0,5 cm y colócalas en la base del recipiente. Agrega la masa y hornéalo a 170 unos dos minutos.

 
Autor: Dietas en Salud
Categorías: Dietas para niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *