El aceite de oliva virgen extra goza de muy buena fama tanto a nivel nacional como internacional. Los motivos de su popularidad se encuentran sobre todo en la gran cantidad de propiedades medicinales que posee. A esto se le suma un sabor único, gracias a lo cual se convierte en protagonista indiscutible de nuestra dieta mediterránea.

 

Un poco de aceite de oliva virgen extra en cada plato, es capaz de potenciar el sabor de los alimentos. Además, su versatilidad hace que pueda usarse prácticamente con cualquier sabor y combinación.

 

Al ingerir este zumo natural procedente de la fruta madura de la aceituna, estamos aportando a nuestro cuerpo un conjunto de componentes de carácter antioxidante con un importante contenido de ácido monoinsaturado oleico.

El consumo de aceite de oliva virgen extra, por su riqueza en estos ácidos, produce unas membranas celulares poco insaturadas y, por lo tanto, menos vulnerables a la oxidación.

Así se puede combatir a los radicales libres de gran capacidad oxidativa que existen en el oxígeno del aire que nos rodea.

 

En ocasiones, algunos aceites de oliva virgen extra se someten a un proceso de refinado para rebajar su acidez. Esto se debe a que para algunos consumidores el aceite de oliva virgen extra puede presentar un sabor con una la elevada acidez. Por ello podemos encontrar aceites de oliva virgen extra con diferentes niveles de acidez.

 

De entre todas las marcas y variedades de aceite de oliva virgen extra, cabe destacar Aove Aceituno. Una producción nacida en el seno de una familia con generaciones de productores que minuciosamente recogen y seleccionan a mano cada fruto en el momento justo de maduración.

Beneficios del aceite de oliva

 

Probablemente, ya sospechabas que comprar aceite de oliva virgen extra para usar en las comidas, puede aportar además de un gran sabor, muchos beneficios a tu organismo.

Algunos de los más destacables son:

 

  • Protege tu organismo desde la mañana: Consumir una cucharada de aceite de oliva en ayunas es muy beneficioso, ya que en este momento aún no tenemos activa la digestión, por lo que la absorción de nutrientes es mayor.
  • Ayuda en la pérdida de peso: Si te animas a tomar una cucharada de aceite de oliva en ayunas, también puedes favorecer la depuración del organismo, prevenir la retención de líquidos y además, la sensación de hambre tardará más tiempo en aparecer.
  • Protege el corazón: Comprar aceite de oliva virgen extra para usar en tus comidas, puede evitar que sufras de problemas cardiovasculares. Esto es gracias a la presencia de los ácidos grasos omega 3, que consiguen una disminución de los niveles de colesterol LDL (colesterol malo) y de los triglicéridos.
  • Regula el tránsito intestinal: El aceite de oliva, además de combatir la acidez estomacal, puede favorecer el tránsito intestinal y prevenir el estreñimiento.
  • Antiinflamatorio natural: El oleocanthal contenido en el aceite extra virgen Avoe aceituno, tiene efectos similares a los de los antiinflamatorios populares, como el ibuprofeno. Por tanto, puede ser un remedio muy eficaz para conseguir un efecto analgésico en el organismo y disminuir molestias musculares.
  • Reduce la vulnerabilidad a los radicales libres: La oxidación es uno de los causantes del envejecimiento. Al consumir aceite de oliva, se consigue una mayor resistencia a la oxidación que producen los radicales libres que hay en el aire.

 

Como ves, comprar aceite de oliva virgen extra de calidad, es una gran opción para mejorar el sabor de tus platos mientras aportas a tu salud las propiedades medicinales de este oro líquido.

 

Si existe la dieta perfecta, seguro que uno de los alimentos imprescindibles es el aceite de oliva virgen extra. ¡No renuncies a él!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *