Los desequilibrios hormonales son más comunes de lo que crees. Y son provocados por una anomalía en el sistema endocrino. El cual se encarga de conservar el balance de las hormonas en nuestro organismo. Esta anomalía puede generar una superproducción de una hormona o una deficiente producción de la misma. 

Algunos hábitos alimenticios y circunstancias cotidianas como el estrés, pueden causar este tipo de alteraciones hormonales. Y detonar en enfermedades, en ocasiones muy graves. De acuerdo a esto, la clave para conservar un balance ideal de hormonas es una alimentación saludable. Acompañada con una actividad física de rutina.

Existen algunos alimentos ricos en magnesio que pueden ayudarte a restaurar el equilibrio hormonal, mejorar tu metabolismo y calmar el sistema nervioso. El magnesio es considerado uno de los elementos imprescindibles en nuestro organismo para un funcionamiento adecuado del mismo.

Una persona moderna y activa suele tener deficiencias de este mineral. El magensio permite las respuestas de alrededor de 300 enzimas. Y causan un gran impacto al equilibrio hormonal de todo individuo. La deficiencia de este mineral puede provocar espasmos, debilidad, fatiga, insomnio, ansiedad y pérdida de apetito, entre muchas otras alteraciones. A largo plazo, puede llegar a generar enfermedades como depresión, hipertensión, artritis, osteoporosis, cálculos renales entre otras de alto riesgo. 

Casi todo problema hormonal se puede mejorar con el consumo de magnesio. Tales como la regulación de cortisol que nos genera estrés, la regulación de la tiroidea que nos crea problemas de peso, la regulación de la insulina y la producción de hormonas como progesterona, estrógeno y testosterona.  

Alimentos ricos en magnesio para evitar desequilibrios hormonales

  • Hierbas secas: el cilantro y la hierbabuena contienen una importante cantidad de magnesio. Además, dan un buen sabor a las comidas.
  • Semillas de calabaza y sandía: estas pueden ser un buen ingrediente para ensaladas.
  • Fríjoles de soya secos: como aperitivos o ingrediente de ensaladas. Estos aportan una buena cantidad de magnesio.
  • Semillas de girasol: también contienen vitamina E.
  • Nueces de Brasil: es uno de los alimentos secos más grandes y una importante fuente de magnesio.
  • Semillas de lino y sésamo: además de su gran aporte en magnesio, estas actúan como antioxidantes para nuestro organismo.
  • Chocolate negro: por supuesto sin azúcar. Este es uno de los alimentos ricos en magnesio  que contiene una buena porción de este importante elemento. Y además son muchas las personas a las que les encanta.

Algunos de los beneficios que nos aportan los alimentos ricos en magnesio son:

  • Prevención de enfermedades cardiovasculares.
  • Control de la presión sanguínea.
  • Reducción de riesgo de diabetes tipo II.
  • Protección contra la osteoporosis.
  • Minimiza el síndrome premenstrual.
  • Equilibra el azúcar en la sangre.
  • Mejora el sueño.
  • Reducción del estrés oxidativo. Lo cual previene el envejecimiento.
  • Activa la vitamina D.
  • Activa el calcio.

Ahora que conoces todo los beneficios de este mineral, no dudes en incluir en tu dieta los alimentos ricos en magnesio. Muchas personas no tienen idea de la deficiencia de este mineral en su organismo y los problemas que puede provocar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *