La lactancia es un acto físico y emocional en el que se establece un vínculo afectivo entre la madre y el bebé. Durante este periodo las madres deben cuidar su alimentación. Deben llevar una buena dieta durante la lactancia, ya que esa dieta influye también en la alimentación del bebé.

La producción de leche durante la lactancia consume alrededor de 700 calorías por día. De manera que necesita ingerir alimentos que le proporcionen los nutrientes necesarios. Además de prevenir que se usen sus propios tejidos en este proceso. Se estima que la ingesta de una madre durante el periodo de lactancia debe llegar a las 2.800 calorías.

Es muy frecuente que surjan dudas sobre que alimentos debemos y no debemos consumir. Por ello, en este artículo se darán algunas recomendaciones para llevar una adecuada dieta durante la lactancia y qué alimentos debemos evitar.

La mejor alimentación durante la lactancia

  • Las mujeres lactantes deben intentar ingerir 5 raciones de frutas y verduras al día. Estas aportan vitaminas A, B1, B2, C, D y E que se necesitan en este periodo.
  • La lactante debe mantenerse hidratada. Beber alrededor de 2 litros de agua a diario. No hay que olvidar que leche materna está compuesta en un 85% de agua.
  • También es recomendable incrementar el consumo de alimentos ricos en hierro y calcio. Como son los lácteos, carnes, huevos, cereales integrales, legumbres, espinacas o acelgas.
  • Y seguir una dieta sana, variada y equilibrada es la mejor practica. Hay muchos mitos sobre alimentos que deben restringirse. Los estudios concluyen que evitarlos no previene futuras alergias o intolerancias en el niño. No se deben consumir algunos alimentos solo con la excepción de si el bebé manifiesta algunos síntomas como vomito, diarrea o una dermatitis atópica. En este caso es recomendable que se determine que alimentos pueden estar afectándolo y se retiren de la dieta.

Alimentos que debemos evitar

  • La cafeína. Se encuentra en varios productos como el té, chocolate, refrescos o café. Es preferible evitarla y optar por productos descafeinados. Si resulta muy difícil eliminarla, es recomendable limitar su consumo a la cantidad equivalente a una taza de café diaria. Su consumo puede generar irritabilidad e insomnio en el niño.
  • El alcohol es perjudicial para el desarrollo del cerebro del bebé. Por lo tanto se recomienda restringir completamente su consumo especialmente en los primeros tres (3) meses de vida. El consumo después de esos tres primero meses debe ser limitado, y es recomendable esperar al menos 2 horas antes de amamantar.
  • Evitar el consumo de alimentos picantes. Estos aumentan la posibilidad de que el bebé sufra de cólicos.

Recuerda que esto son solo recomendaciones para la dieta durante la lactancia. No son imposiciones. Hay que poner atención a lo que requiere cada bebé y adecuar la alimentación a ellos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *